Cuando Papá No está viendo – Hagamosfans

Reflexiones , Crónicas , Anécdotas , Historias de todos

Cuando Papá No está viendo

en Blogs por
supcontent


9ZAJoXqSSlSKyAE8P9mC_Penis Slurpee

Llegando a los 18 ya se acabó el encanto, aunque muchos de los adolescentes dicen por fin podre beber y ver porno sin que sea a escondidas (no me digan que solo era yo). Comienzan las responsabilidades sin importar quien seas, de donde vengas, cual sea tu estado socioeconómico o lo que sea, en ese momento y entre más cumples edad, sin querer muchas veces, ese niño interno va muriendo, incluso y desafortunadamente en varios casos, mucho antes de los 18. Entre las responsabilidades de una carrera, un trabajo estable, mantener por tu cuenta ya un orden en tu hogar, en tu vida, para muchos incluso mantener ya ese querubín producto de esa noche en el antro que si tuviste para el cover y la botellita, pero no para el “gorrito”.

Sea cual sea el caso, la importancia de revivir ese niño interno es primordial, ese espíritu libre que te permitía hacer lo que quisieras usualmente sin medir consecuencias; los petardos caseros, subirte a la azotea de tu casa, los “espanta brujas”, jugar bebeleche, Ver canales por cable a las 9 de la noche con esas películas eróticas de bajo presupuesto a escondidas o de terror que después te arrepentías horrores, música prohibida, revistas prohibidas… era divertido romper las reglas un poco. Tomar ropa prestada de tu padre o madre y pretender que te encogiste, usar el maquillaje caro de tu madre haciendo un mural del que Jackson Pollock sentiría envidia.

q7mjwiUbTq6LRFcwBEZh_f3

Pero no todo eran vagancias, las golosinas sabían mejor, no nos importaba que picara el pasto, que nos ensuciáramos o mojáramos con la lluvia. Jugar con el niño o niña de enfrente sin prejuicios ni dobles morales, pedirle al vecino que nos pasara el balón, el platillo o la bola perdida. Estas son las regresiones que importan, de regreso a lo básico a volver a disfrutar de aquellos momentos sin reprimendas ni castigos, de volver a saborear un helado como si fuera el último en el mundo, de sentir esa brisa y porque no, volver a subirte a un árbol mientras “tus papas no ven”,  volverse a sentir de 8 años, que la edad sea efímera y no reducida a cuentas por pagar, fiestas con alcohol y crudas, responsabilidades hasta el día que mueras y amarrarte a un trabajo que solo tienes para ganar dinero.

Guerras, temblores, terrorismo, cae la moneda, tsunamis, mandatarios ineptos, política, dinero, estrés, odios, prejuicios, pecados, escases, trabajo, deudas…

Date un momento: quítate los zapatos, esos tacones incómodos, aflójate esa corbata, avienta el sostén por la ventana y tírate al pasto más cercano, respira profundamente, sácate un moco, tírate un gas y disfruta ahorita que papá no está viendo…

VN4nY6jeRRCx36QesQrr_f2

bajocntn


Socio Director del sitio, músico solista independiente, ronda por los bares de la ciudad. Crudo y directo como una Stout bien fría, se hace cargo del orden de los colaboradores y de mantener esto a flote como pueda.

Ultimas desde

¿Cómo me los pongo?

Este Domingo estuvo bien bonito, amaneció nubladito y lluvioso, así se siguió

Esencial

Ojalá se nos concediera tener alas y elevarnos por el aire, y
Ir a Arriba