BLOODLINE: Problemas en el paraíso

en Actualidad por
supcontent


E043CD4A-E84D-C924-09499B47FE4CE2C8Netflix continúa su contundente racha de éxitos con un nuevo título que definitivamente merece ser visto y comentado. Estamos hablando de Bloodline, su más reciente producción, un drama tan completo que se volverá un favorito del público en general.

Esta historia gira alrededor de una aparentemente feliz familia, los Rayburn, ellos viven en una hermosa y tranquila localidad costera de Florida, en la que son muy conocidos, ya que ellos manejan una de las posadas más importantes y de mayor tradición del lugar.

En un momento de paz aparente, regresa a casa el hijo mayor Danny (Ben Mendelsohn), quién podría ser descrito como el prototipo de hombre problema, siendo más temido que amado por sus hermanos y padres.

Con su llegada se abre la caja de Pandora, y comienzan a salir todos los secretos de la familia.

En los trece capítulos que tiene esta temporada, John (Kyle Chandler) el hermano modelo y responsable, Kevin (Norbert Leo Butz) el de en medio que simplemente trata de sobrevivir, y Meg (Linda Cardellini) la más joven que quiere solucionar siempre los problemas de todos, tratarán de mantener a flote a su complicada familia, con una complicidad que los llevará a situaciones que jamás pensaron vivir, poniendo en riesgo sus vidas y probándose a sí mismos de qué están hechos y hasta dónde están dispuestos a llegar.

La historia es narrada por la voz de Chandler, quien deja muy en claro que ellos no son malas personas, simplemente hicieron algo que no está bien, frase que narra perfectamente la trama, ya que poco a poco deja ver un poco de lo que pasó y cuál fue su crimen.

Es un formato novedoso para una serie de drama, ya que la temporada es corta, pero llena de acción.

Otra parte importante es que podría ser considerada como un thriller policiaco, ya que gracias al trabajo de John, parte de la trama gira en torno a sus investigaciones que serán claves en el desarrollo de la historia.

Las locaciones exteriores de Florida Keys son hermosas y la fotografía tiene gran parte del mérito de lo bien enmarcada que está este proyecto. Podría decirse que la creación de Todd Kessler, Glenn Kessler y Daniel Zelman, será uno de los títulos más importantes de Netflix y probablemente, competirá como una de las más gustadas por el público con nombres como House of Cards u Orange Is The New Black.

El único pero que tiene, es quizás que por momentos los primeros episodios son un poco tediosos y se sienten muy largos (algunos duran más de una hora), pero el ritmo se recupera en la segunda mitad y los tres últimos son muy buenos, los mejores de la temporada de hecho, contando con un desenlace inteligente, atando la mayoría de los cabos, pero soltando otros para la segunda temporada ya confirmada para el siguiente año.

 

bajocntn


No es un sitio web de sociales. Somos un equipo de tastemakers, con un magazine ocio-cultural y buscamos experiencias.